¿CÓMO REDUCIR LOS GASTOS EN MI COMUNIDAD DE PROPIETARIOS?

A continuación te facilitamos cinco claves para conseguir unas cuentas saneadas en tu comunidad de propietarios, evitar derramas y poder disponer de los mismos servicios o mas que en la actualidad sin sacrificar o incluso aumentando su calidad.

  • ASEGÚRATE DE QUE UN PROFESIONAL COLEGIADO ADMINISTRA TU COMUNIDAD.

Una de las claves del ahorro es una óptima gestión de los recursos. Para ello, hace falta que la administración de tu comunidad la realice un profesional colegiado que conozca las obligaciones de tu comunidad y asegure el cumplimiento normativo cada vez mas exigente de la misma, evitando así la imposición de sanciones derivadas de un incumplimiento de tu comunidad de propietarios en materia tributaria, de protección de datos, urbanística, de protección y extinción de incendios, o de accesibilidad entre otras.

  • CONSIGUE QUE LOS PROVEEDORES PRESTEN EL SERVICIO MAS ADECUADO PARA LAS NECESIDADES ESPECÍFICAS DE TU COMUNIDAD.

Al contrario de lo que la mayoría de comuneros piensan, para comparar cualquier presupuesto el elemento decisorio primordial no debe ser el precio, obviando otros aspectos como garantías, calidades, plazos de ejecución, servicio postventa, etc… En demasiadas ocasiones nos encontramos con comunidades de propietarios que no han sido correctamente asesoradas por un administrador de fincas colegiado profesional, y han contratado servicios como pólizas de seguro o contratos de mantenimiento que ofrecen unas coberturas/prestaciones inferiores a las requeridas.

  • CONTROLA LA MOROSIDAD.

En la actualidad,  la realidad es que en España casi uno de cada cinco propietarios adeuda importes a su comunidad de propietarios, por un importe medio de mas de 1000 euros. Es absolutamente imprescindible que un administrador de fincas colegiado vele por el correcto estado financiero de la comunidad vigilando que los comuneros estén al corriente de pago, mediante la implementación de un sistema ágil y eficaz antimorosos, que no de vía libre a los propietarios que se “desentienden” de sus obligaciones para con su comunidad.

  • ANTICÍPATE A LAS AVERÍAS GRAVES

Es absolutamente imprescindible confeccionar un inventario de las averías mas frecuentes de la comunidad y hacer un seguimiento de las mismas, comprobando si existe alguna especialmente recurrente que nos esté indicando la presencia de una situación que nos deba poner en alerta. Por ejemplo, si en nuestro ascensor es frecuente que se queden vecinos atrapados, deberíamos supervisar la maniobra y comprobar si está correctamente, en lugar de esperar a que el ascensor “muera” y se haya de sustituir por otro nuevo. Quizás solo sustituyendo algún  elemento ahorremos unos cuantos de miles de euros.

  • ADAPTA LOS SERVICIOS A LAS NECESIDADES REALES

Probablemente la potencia eléctrica contratada en tu comunidad sea superior a la necesaria, no sea necesario que cada vez que se pulse el interruptor de la luz del portal se enciendan a la vez todos los rellanos del edificio, o que limpien dos veces por semanas una comunidad de ocho pisos. Planteándote si pagas mas de lo que usas conseguirás una mejora de las cuentas de tu comunidad, de las tuyas personales, y de los recursos naturales.

Hasta aquí este post, recuerda que en Fincaset, por la mera solicitud de presupuesto obtendrás gratis un estudio personalizado sobre cómo ahorrar en tu cuota de comunidad.

¡SOLICITA PRESUPUESTO AHORA!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *