¿CÓMO ASEGURARTE EL COBRO DE LA RENTA DE TU ARRENDAMIENTO?

En este post te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los contratos de póliza de seguro de protección del arrendador, también denominados de impago de alquileres.

En la actualidad existe una tendencia al incremento de las rentas en los contratos de arrendamiento de vivienda habitual residencial urbana, debido a gran medida a la insuficiencia de oferta, sobre todo en los grandes núcleos urbanos.

Uno de los principales motivos por los que los españoles prefieren no sacar su propiedad al mercado del alquiler sigue siendo el temor a que el futuro arrendatario no pague su renta o produzca daños en la vivienda alquilada.

Una de las soluciones que existen para que los propietarios “pierdan el miedo” a alquilar su vivienda puede ser la suscripción de un contrato de póliza de seguro de protección del arrendador.

Pero, ¿para qué sirve exactamente este seguro?.

Pues bien, básicamente la generalidad de estos productos cubren tres aspectos fundamentales del arrendamiento:

  1. las rentas impagadas por los inquilinos a los propietarios durante un periodo medio de 12 meses, que se entiende como plazo habitual desde que el arrendatario deja de pagar la primera renta hasta que se produce el desahucio del mismo.
  2. los daños que el arrendatario produjere en el inmueble por un valor aproximado de 6000 euros, con o sin prima (dependerá la póliza en cuestión).
  3. los gastos judiciales que lleve aparejado el procedimiento de desahucio y reclamación por vía judicial de la renta impagada, así como de los daños si los hubiere producido.

El coste habitual de esta póliza corresponde al 4.5 por ciento de la renta anual bruta fijada en el contrato de arrendamiento.

Para la contratación de esta póliza la compañía aseguradora nos requerirá de los datos financieros del arrendatario, para realizar un estudio habitualmente gratuito de la solvencia del mismo. Por ello, si queremos asegurar el cobro de nuestra renta es aconsejable pedir previamente a la firma del contrato de arrendamiento, un estudio de proyecto a diferentes compañías aseguradoras que comercialicen este producto, para así obtener una garantía sobre el riesgo potencial de impago del inquilino.

Si quieres saber más sobre este producto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.