¿CÓMO SABER SI ES BUEN MOMENTO PARA COMPRAR UNA VIVIENDA?

¿Ha llegado el momento de comprar una vivienda? Es una pregunta que muchas personas se suelen hacer incluso minutos antes de firmar el contrato de compraventa de su nuevo hogar. Lamentablemente no hay una respuesta afirmativa o negativa, pero una serie de indicadores internos o externos pueden facilitar o no la decisión. ¿Quieres saber cuáles son? Vamos a por ello.

¿Qué señales indican que es el mejor momento para comprar una casa?

La compra de una casa requiere el análisis de ciertos indicadores económicos externos. No obstante, si tu situación personal no ha sido la más propicia en los últimos años, quizás deberías esperar un tiempo.

  Ahorros económicos

Los ahorros son el principal activo para empezar con el proceso de compra de una vivienda. Si estás atravesando por una racha económica negativa o te están comiendo las deudas es mejor descartar esta opción.

De hecho, de acuerdo a datos publicados por ABC, la tasa de ahorro de los españoles bajó un 5% en 2018 con respecto al año anterior.  Además, si a este gasto, normalmente en forma de préstamo hipotecario con los bancos, se le suma otros como por ejemplo dar de alta la luz, dar de alta el gas, la mudanza o contratar una alarma, reiteramos que es mejor dejar la idea para más adelante.

Índices del Euribor 

Por Euribor se entiende el porcentaje que te ves obligado a abonar a una entidad bancaria por la prestación de un capital para pagar la vivienda, lo que comúnmente se conoce como hipoteca.

Hasta la entrada de 2019, los índices del Euribor permanecieron en niveles mínimos durante los últimos tres años, siendo así buenos tiempos para solicitar una hipoteca si se cumplían con los requisitos. Actualmente, los porcentajes están subiendo y las previsiones apuntan a una escalada, aunque no demasiado excesiva.

   Posibilidades de alquiler

La fórmula más común para rentabilizar la vivienda si dispones de una segunda para residir es alquilarla.

A día de hoy, el precio de los alquileres se encuentra en sus índices más altos en las principales ciudades españolas en comparación con los cursos anteriores. De media, alquilar una habitación en Barcelona o en Madrid suele salir a 450 euros al mes.  Así, con estas cifras en la mano, el método comprar para alquilar se convierte en una buena inversión.

        Valoración de la zona donde esté ubicada la vivienda  

La situación del barrio donde se emplaza la casa también tiene mucho que ver a la hora de comprar la vivienda o si posteriormente deseas alquilarla. Antes de lanzarte a la adquisición, asegúrate bien de las infraestructuras y servicios cercanos con los que cuenta (colegios, centros médicos, supermercados), del nivel de seguridad (índice de robos) o de las conexiones de transporte por metro, bus, tranvía con las que cuenta actualmente.

Si el barrio no es excesivamente bueno, una de la ideas para revalorizar el hogar es instalar  o proponer comprar paneles o placas solares en el inmueble o en el tejado del edificio. Por norma general, las formas de autoconsumo son muy bien valoradas a ojos de los futuros alquilados.

Situación personal del comprador  

En último lugar, tienes que ser honesto contigo mismo y ver si estás preparado para pagar una hipoteca. Es fundamental valorar muchísimo la estabilidad de tu puesto de trabajo, el de tu pareja o con quien vayas a entrar a comprar el piso, así como definir hasta qué cifra puedes endeudarte sin atravesar un bache económico severo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *