¿PUEDE UN ABOGADO EJERCER COMO ADMINISTRADOR DE FINCAS SIN ESTAR COLEGIADO?

En este post te respondemos a una de las preguntas mas frecuentes entre los propietarios.

En primer lugar hemos de decir que el cargo de administrador o secretario-administrador, puede ser ejercido por propietarios de la propia comunidad; o  por personas físicas o jurídicas ajenas a la propia comunidad, siempre que ostenten cualificación profesional suficiente y legalmente reconocida para desarrollar estas funciones (art. 13.6 LPH).

Hemos de detenernos aquí para exponer las conclusiones del anterior artículo, que son las siguientes:

  • Si el cargo de administrador o secretario-administrador es ejercido por un propietario de la propia comunidad, no es necesario, aunque sí altamente recomendable, que el mismo disponga de una formación profesional suficiente para el desarrollo de esta actividad.
  • Cuando se nombra a un administrador ajeno o externo a la comunidad, la exigencia de cualificación profesional suficiente y reconocida legalmente para administrar inmuebles es un requisito de orden público (art. 13.2 LPH)

¿Qué ocurre entonces si nuestra comunidad cuenta con un tercero ejerciendo las funciones de administrador o secretario-administrador que no tiene la cualificación profesional mínima legalmente reconocida?

Que se está vulnerando la Ley, y que, por tanto, el nombramiento no es acorde a Derecho, por incumplirse un requisito esencial obligatorio exigido por la normativa aplicable. Por ello, el nombramiento en las circunstancias descritas puede ser impugnado por los propietarios, además de ser nulo per se por lo que podrían ser anulables las decisiones adoptadas por el mismo desde su inicio en el cargo con los consiguientes perjuicios para la comunidad de propietarios, los comuneros que la integran y demás interesados en la comunidad en cuestión.

Una vez aclarada esta cuestión, conviene ahora responder a la cuestión que da título al presente post, es decir ¿puede un abogado ejercer como administrador de fincas sin estar colegiado?.

El ejercicio legal de la profesión de administrador de fincas, con habitualidad, exige, por ser requisito indispensable, la colegiación en el Colegio Profesional en cuyo ámbito territorial se pretenda ejercerla. LOS ABOGADOS EN EJERCICIO NO ESTÁN HABILITADOS PARA EL DESEMPEÑO DE LA PROFESIÓN DE ADMINISTRADOR DE FINCAS POR EL HECHO DE ESTAR COLEGIADOS EN EL COLEGIO DE ABOGADOS, YA QUE LAS FUNCIONES DE UNA Y OTRA PROFESIÓN TIENEN CAMPOS DE ACTUACIÓN DIFERENTES, COMO PONE DE MANIFIESTO LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE 1 DE DICIEMBRE DE 1998.

LAS CONSECUENCIAS DE ESTO SON LAS SIGUIENTES:

  • LA PÓLIZA DEL SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL DE UN ABOGADO NO VA A CUBRIR LOS DAÑOS CAUSADOS POR NEGLIGENCIA PROFESIONAL DE ESTE, CUANDO EJERZA COMO ADMINISTRADOR DE FINCAS.
  • SI LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS CONTRATA A UN TERCERO QUE NO OSTENTE LA CONDICIÓN DE ADMINISTRADOR DE FINCAS COLEGIADO AÚN SIENDO ABOGADO, EN CASO DE RECLAMACIÓN DE RESPONSABILIDAD CIVIL POR DAÑOS O PERJUICIOS EN LOS BIENES O INTERESES CUYA ADMINISTRACIÓN TENGA ENCOMENDADA, DEBERÁ IR SU RECLAMACIÓN CONTRA EL PATRIMONIO DEL PROPIO NO COLEGIADO QUE EJERZA COMO ADMINISTRADOR, APARECIENDO CON SEGURIDAD PROBLEMÁTICA EN CUANTO ASPECTOS DE SOLVENCIA REFIERE.

 

Si tienes alguna consulta sobre  cualquier aspecto referido a las Comunidades de Propietarios, visita nuestra Consultoría

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *