logo administrador de fincas colegiado

¿QUÉ REQUISITOS SON NECESARIOS PARA SER ADMINISTRADOR DE FINCAS?

En este post responderemos a una de las preguntas que más frecuentemente nos hacéis.

¿Qué requisitos son necesarios para ser administrador de fincas?

La propia Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal en su artículo 13.6 nos dice textualmente: “Los cargos de secretario y administrador podrán acumularse en una misma persona o bien nombrarse independientemente.

El cargo de administrador y, en su caso, el de secretario-administrador podrá ser ejercido por cualquier propietario, así como por personas físicas con cualificación profesional suficiente y legalmente reconocida para ejercer dichas funciones. También podrá recaer en corporaciones y otras personas jurídicas en los términos establecidos en el ordenamiento jurídico”.

De este precepto podemos extraer las siguientes conclusiones útiles a modo de requisitos legales para el ejercicio de la administración de fincas:

  1. Si el ejercicio propio de la actividad de administrador de una Comunidad de Propietarios no es ejercido por un copropietario, sino por un tercero ajeno a la propia Comunidad, obligatoriamente habrá de ostentar la cualificación profesional mínima suficiente legalmente reconocida.
  2. Si nuestra Comunidad de Propietarios es llevada por un tercero ajeno a la propia Comunidad de Propietarios, que no tiene la cualificación profesional mínima suficiente legalmente reconocida está incumpliéndose la Ley.
  3. La cualificación profesional mínima suficiente legalmente reconocida se corresponde con formación universitaria oficial o análoga de las contempladas en la normativa nacional o europea.
  4. Si tenemos dudas sobre si nuestra Comunidad está siendo de hecho administrada por un tercero que no cumpla las anteriores de condiciones, tenemos derecho a que este tercero nos acredite mediante documentación válida el cumplimiento de las mismas.
  5. Si la Comunidad de Propietarios nombró a una persona con las funciones propias de la administración del inmueble que no cumple con el requisito de la tenencia de la cualificación profesional mínima suficiente legalmente reconocida está vulnerándose la Ley, siendo que la decisión del nombramiento de esta persona es impugnable. Todos los actos realizados por este tercero son nulos ya que no cumple la obligación legal de aptitud profesional mínima, y nuestra Comunidad está en serio riesgo, por lo que recomendamos acudir a un verdadero administrador de fincas profesional colegiado que no tendrá ningún inconveniente en exhibirnos su titulación y documentación oficial que lo reconocer como profesional de la administración de inmuebles.

Es ahora momento de hablar sobre la colegiación profesional como administrador de fincas.

  • La colegiación de una persona o empresa como administrador de fincas garantiza al usuario destinatario final de los servicios propios de esta actividad que se goza de la cualificación profesional necesaria, que la persona que efectivamente ejerza de administrador de nuestra Comunidad lleva a cabo una labor continua de formación y adquisición de nuevas pericias profesionales, que existe una póliza de seguro de responsabilidad civil profesional que pueda cubrir los hipotéticos daños que pudieran ocasionarse por la falta de la puesta de la diligencia necesaria en alguna tarea del quehacer diario de la actividad.
  • El Colegio Profesional provincial de Administradores de Fincas en que esté inscrito nuestro administrador de fincas funciona como un mediador válido para la resolución de conflictos que pudieran llegar a acontecer en la relación de nuestro administrador de fincas y nuestra Comunidad de Propietarios.
  • La realización habitual de la actividad profesional propia de la administración de fincas exige la colegiación en el Colegio Profesional de Administradores de Fincas en cuyo ámbito profesional se ejerce la actividad.
  • La administración de fincas requiere de una colegiación profesional específica, siendo que la colegiación como abogado en ejercicio no habilita per se para el desempeño de la actividad como administrador de fincas.
  • Administradores de fincas es una marca que sirve para diferenciar a los pseudoprofesionales no colegiados como administradores de fincas que “llevan” comunidades de fincas absolutamente antagónicos a los administradores de fincas, profesionales colegiados que ostentan los estándares de calidad, formación, profesionalidad y prestigio que merece una actividad de una tan alta relevancia social.

Si nuestra Comunidad de Propietarios o la de un familiar, amigo o conocido al que le tengamos aprecio, está “llevada” por algún pseudoprofesional que se autodenomina administrador de fincas sin estar colegiado profesionalmente como tal, estamos sufriendo un engaño como usuarios y consumidores y hemos de sospechar acerca de qué clase de gestión están llevando estos individuos. En este caso es aconsejable denunciar la situación ante organizaciones de consumidores y usuarios y Administraciones Públicas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *